lunes, 31 de diciembre de 2012

Señoras y señores, con ustedes, mi 2O12

Aquí me encuentro una vez más, haciendo la última entrada de este hermoso año 2O12 que está a pocas horas de finalizar. A pesar de la mierda que todo el mundo tira en redes sociales (como es de esperar) que a veces hasta llega a colmar la paciencia de uno, al mal tiempo buena cara, y es hora de rescatar los aspectos positivos que tuvo este año tan copado como turbulento. Si bien no fue pintado todo de rosa, tampoco fue en su totalidad negro. Hubo cosas y cosas. Alegres y tristes, buenas y malas, lindas y feas. Hubo cosas que aprendí y cosas que dejé, cosas para guardar en el corazón y cosas que quedarán como experiencias feas, como aprendizajes… Veamos.

Este 2O12 aprendí…
…Que a pesar de todas las cosas que pudieron haber pasado, tus verdaderos amigos van a estar ahí para vos siempre que los necesites. No importa cuán dura o cuán difícil sea la situación que traspases, los que realmente se consideran tus amigos van a estar para darte una mano, o hasta un brazo si necesitás. Que los falsos son los primeros en borrarse, que conforme a la dificultad de la situación, “ven” si te ayudan o no, si a ellos les conviene o no. Que los falsos son los que se olvidan de vos, los que alguna vez dijeron “contá conmigo para lo que necesites”, hoy no son más que un vago recuerdo de lo que pensabas que era amistad. Que así como hay amigos falsos, hay ventajeros, que recurren a vos sólo por necesidad, no para saber ni cómo estás ni qué contás de nuevo; recurren a vos cuando ellos necesitan algo para beneficio propio, y no por “amistad”. Aprendí que el amor, por más difícil, complicado y doloroso que sea (y que cueste horrores encontrarlo), es una de las pocas cosas que realmente valen la pena, y que encontrarlo puede ser lo mejor que te puede pasar. Aprendí que una montaña, por más empinada que sea, y que duela escalar, con un poco de buena voluntad y predisposición, la vas a subir.

Además, este año me dejó…
... Que a veces, las peores y más crueles cosas, le pasan a las personas que menos lo merecen, que a veces las personas más sufridas, son esas que siempre te dan todo a cambio sin pedir nada, que son las que suelen tener corazas; dar la imagen de felicidad y alegría mientras que mueren y lloran por dentro. Que por más que a veces, quieras verle el lado positivo a las cosas, al mejor estilo “no hay mal que por bien no venga”, a veces es imposible. También me dejó que, a veces las personas no son lo que parecen, o lo que se supone que deberían ser; que las apariencias engañan y que las casualidades pueden llegar a ser enormes, que podés tener similitudes casi exactas con personas que poco y nada tienen que ver con vos; que va a haber muchos tratando de aplastar y reducir tus sueños y esperanzas a polvo, que muchos se esmeran por tratar de verte mal, por destrozarte. Más allá de ignorarlos, aprendí que hay que sentirse halagada de eso; gente que te quiere ver mal, que se toma 5, 1O, 2O minutos o más en ver qué pueden escribirte para criticar, gente aburrida de sus vidas que se meten en la de alguien a quien odian; eso significa darle importancia a algo.

Me enseñó que la felicidad es…
Relativa. Va desde saltar en una cama elástica con tu mejor amiga, hasta estar tirada en un colchón hablando con tu prima, o ir a sacarse fotos a Puerto Madero. Que puede ser estar sentada en una butaca viendo un espectáculo de un tal Roger Waters o estar comiendo una hamburguesa de McDonald’s con tu novio a las 5 de la mañana en plena avenida San Martín. Puede ser estar metida en la cama, bajo 5 frazadas tomando un capuchino mientras ves una película o estar en la nieve a diez grados bajo cero haciendo guerra con tus hermanos. Que va desde cantar Bon Jovi con una canadiense a caminar las calles de Castelar de noche con una amiga hablando de la vida, o desde hacer sociales con un equipo checo de hockey sobre hielo a recorrer La Habana y ver donde mi abuelo trabajó y vivió. Puede ser desde encontrar ese CD que tanto buscaste, a recibir en tu casa a una amiga que viene desde Chaco. Que va desde recorrer las calles de La Plata con dos chicas que amás, a estar apretada contra una valla de contención mientras que un tal Dave Mustaine te tira un beso y te sonríe. Que puede ser encontrar ese libro que buscaste incansablemente tantos meses de casualidad, o dormir la siesta con tu sobrino. Que va desde aprobar ese examen tan complicado, a sentarte y hablar chusmerío con tus amigas, o de estar tirada boca arriba en la pileta como una marsopa, hasta caminar en círculos por la Bond Street mirando toda vidriera que se te cruce. Que va desde ver que tenés un seguidor más en blogger, hasta ver que en twitter te sigue uno de tus músicos favoritos… Y así puedo seguir.

Para finalizar…
… Quiero decirles a todos los que tuvieron un mal año, que ojalá se revierta la situación este año que está por venir, que no porque tuvieron una mala racha va a tener que ser igual este año, pero si directamente empezás con el pesimismo, mucho no te va a ayudar. A los que tuvieron un año llevadero y bueno, ojalá que este año les sea igual, o incluso mejor. A mis compañeros, que es el último año que compartimos en las aulas, que va a ser el mejor año de nuestras vidas. A todos los que tengan planes y proyectos para este año, que los puedan cumplir y hacer. Por mi parte, y a pesar de todo, hablando en generalidades, la pasé bastante bien, y a pesar de los altibajos anímicos que tuve, sé que dentro de todo fue excelente, y que, si leíste mi entrada anterior “Golden Year”, posiblemente sabrás que tengo todas las fichas y un poco más, puestas en este año que se asoma. Felicidades a todos, ojo con la pirotecnia y traten de que, si se embriagan, no joderle la vida al resto. Un saludo especial a todos mis lectores, seguidores de blogger y seguidores “fantasmas”, y gracias por un año en el que, aunque pareciera poco, mis seguidores aumentaron en 2O o 3O. Gracias a los que supuestamente me odian y gastan tiempo de sus vidas viniendo acá, dándome importancia. Seguiré escribiendo hasta que se me caigan los dedos a pedazos, nos leemos el año que viene.


miércoles, 26 de diciembre de 2012

Countdown to Extinction II

Hace algunas horas, y gracias a twitter, me enteré del fallecimiento de Winner, el último oso polar que quedaba en el zoológico de Buenos Aires, que fue a causa del extremo calor del lunes (rozando los 5Oº de sensación térmica) y el estruendo de los fuegos artificiales, típicos de esta época. Es una noticia triste, de donde se la mire, pero hay factores que, al no tomarse en cuenta, pudieron haber evitado la muerte de la criatura. Vamos de a partes:
En primer lugar (y como también dije en twitter), la ubicación del zoológico es pésima; está en una zona céntrica que expone a los animales a riesgo, a contaminación y a estrés permanente. El ruido, el tránsito continuo, la gente que vive ahí, los estruendos, la música, las bocinas y demás. Una cosa es un animal doméstico, como bien puede ser un perro, un gato, un pájaro silvestre o hasta un hámster, pero animales que son de un hábitat determinado, no se acostumbran a todos estos factores. Pasa lo mismo con zoológicos de grandes ciudades, como el de Nueva York, que probablemente es el más conocido (no, yo nunca fui, pero vi fotos y demás). Había un proyecto de trasladarlo a una zona menos urbana, menos céntrica, el cual se debatió hace varios años… Y bueno, seguimos lamentando las consecuencias como estas. Lo ideal sería que esté en un lugar tranquilo, como están el zoo de Luján o Temaikén. No estresa a los animales, no los expone a estos peligros típicos de las fiestas, y al mismo tiempo no molesta a los vecinos (por el tránsito de gente, el olor, etcétera).
En segundo lugar, y ahora pregunto, ¿a qué clase de mente insana se le ocurre tener un animal acostumbrado al polo, en una ciudad denominada subtropical? Si bien el director del zoológico se excusa diciendo que son animales nacidos en cautiverio (el colmo sería que lo saquen de su hábitat) y que no están acostumbrados a caminar sobre el hielo, todos los osos polares, su anatomía, la cantidad de grasa bajo la piel, las necesidades, SON IGUALES. Sufren el calor, y sumando el temperamento que, según dicen, tenía este animal, resultó en una hipertermia, provocando la muerte. Importa un bledo dónde haya nacido el animal; no es uno que se acostumbre a un clima caluroso y húmedo como el de Buenos Aires, y menos en pleno diciembre. Es como llevarse una iguana del Brasil y criarla en Alaska, pretendiendo que viva, o que críen un ave tropical en cautiverio en un clima como el de Finlandia. Por más que el zoológico tenga todos los permisos, todos los avales internacionales y todas las supervisiones que se te ocurran, no puede haber animales de clima frío en un ambiente así… Como la presencia de osos polares en zoológicos de México, por ejemplo. Es inhumano. Y esta es la misma razón por la cual se extinguió el tilacino; una noche murió de frío por culpa de quien se olvidó de cerrar la puerta de su refugio… Siendo este un animal de clima cálido.
En tercer lugar, y no menos importante, el hábitat natural de los osos está siendo destruido por el hombre, meramente por motivos económicos. Está confirmado que existen grandes yacimientos de petróleo bajo las capas de hielo del polo norte, y el hombre se asienta en campamentos, lleva maquinaria, contamina las aguas y espanta el alimento de los animales nativos de ahí, provocando que tanto osos, como morsas, focas y pingüinos migren, mueran de hambre, no tengan hielo sobre el cual reposar, mueran por contaminación con petróleo, y en los casos más extremos, recurrir a prácticas antinaturales y atípicas como el canibalismo. De no ser por esos, no serían necesario tener que refugiarlos en un zoológico que no corresponde a su clima. La plata está importando más que el equilibrio natural, y eso es preocupante. No sólo afecta a los animales que viven en el polo, afectan a los animales, las plantas y los seres humanos, que compartimos TODOS este gran planeta. ¿Ustedes se piensan que estas lluvias torrenciales, las tormentas de granizo intenso y los 48º C que hicieron el otro día son por arte de magia? NO, es por algo que se llama calentamiento global, y se debe al que se está alterando el equilibrio de la naturaleza gracias al hombre y su ambición.
Por último, quería decirle a la gente que empezó a putear a los zoológicos, con el típico cliché de “odio los zoológicos, son una mierda, no merecen blablabla…”, hay especies animales que necesitan de estos lugares, de reservas naturales y demás, para sobrevivir, y es por dos motivos. El primer motivo, y repito, es gracias al hombre. Un animal como el cóndor no debería estar en zoológicos, pero al día de hoy es necesario. En el mismo, hacen programas de reproducción, los crían sin contacto humano, y después los sueltan en la naturaleza. En su hábitat natural no se reproducen, por un motivo u otro, motivo por el cual están casi al borde de la extinción. El segundo motivo, se presenta en las “fallas” que tiene la naturaleza. Por ejemplo, el tigre blanco es probablemente el más admirado del reino animal, y codiciado por su hermosa y extraña piel. El problema de este gran felino, es precisamente ese. Al ser de un color llamativo, le cuesta mucho camuflarse, por lo que muchos individuos terminan muriendo de hambre. Siendo así, es imperiosa la necesidad de mantenerlos en un lugar seguro donde sean alimentados y protegidos contra la codicia de los cazadores furtivos.
En fin, me tardé un poco, pero no podía pasar esto por alto. Es momento de crear conciencia de alguna manera y avivar a la gente, que hay animales que no son aptos para vivir en determinadas condiciones en algunos ambientes que no concuerdan con su anatomía. Descansá en paz, Winner.

La exclusividad del palo III

De metaleros y otras yerbas (parte 2)
La estética que hace al metalero
De vez en cuando, en este basto e infinito universo llamado Internet, tenés la desgracia de cruzarte con gente que se cree que la ropa que usa, o con su aspecto físico, define su carácter y su forma de ser; en vez de decir “demuestro mi pasión” es “miren, soy metalero porque uso/tengo x cosa”. Harta estoy de hacer este tipo de planteos, pero en vez de hacerlo esporádicamente en twitter (como hice hace un par de días), vengo a plantearlo de una forma más sólida acá, pero antes de seguir debería hacer una aclaración para que no me malinterpreten. Ojo, yo amo el pelo largo, los tatuajes y uso remeras de bandas, pero hay gente que cree que estos son los que ‘forman’ al amante del metal, y no al revés… Empiezo.
Generalmente, dentro de mi casa soy una crota; ando descalza, uso ropa cómoda y suelta (como remerones y joggins), y cuando ando por la calle, (también generalmente), estoy con un jean o un short, unas converse y una remera negra con la estampa de alguna banda, o una musculosa lisa (no soy de usar colores cotidianamente). Esa es la Rocío típica. Ahora, si tengo algún evento, algo que sale de la cotidianidad, sea una fiesta, una reunión familiar, algún festejo de cualquier tipo, suelo ponerme vestidos, o zapatos con tacos altos, maquillarme… Como (casi) cualquier mujer… Ahora, a lo que voy, ¿soy menos ‘metalera’ porque no llevo el atuendo conmigo 24/7? Yo siempre pensé que la pasión y el amor que sentís por un tipo de música se llevan en el alma, que corre por la sangre… No que se lleva en la estética. Es lo mismo con los tatuajes, el pelo, los accesorios y demás… No porque tengas más tachas, más pañuelos o más cuero sos más metalero. La calidad de las estampas de tus remeras, la cantidad que tengas, el largo de tus mechas o así estés tatuado hasta dentro del orto, esas no son cosas que definen a una persona como un amante del metal, es un plus. Como dije hace unos días: “la ropa no hace al metalero”, ni nada que tenga que ver con tu aspecto.
Pasa que hoy en día, cualquier pelotuda (porque pasa un 99% de veces más en mujeres que en hombres), se pone una remera de Pantera (por decir una banda al azar) y dice MÍRENME, AMO LA METÁLICA, como desgraciadamente ahora mismo pasa con todas las idiotas que se ponen remeras de los Guns o de los Ramones, precisamente para hacerse notar… Pretender ser algo que no son. Y les reitero lo que twitteé hace unos días, yo AMO AC/DC, Metallica y GNR, sin embargo, no tengo mil modelos de remeras que lo demuestren, ni tengo tatuajes, ¿eso me hace ser menos fan? No me jodas. El fanatismo, primero y principal, se lleva adentro, no en algo estético. Vos primero amás una banda, después viene el resto…
Es un poco repetida la temática de esta entrada, pero estaba cansada de ver tantas de estas cosas y quedarme callada. Lo expresé, sí, en twitter, pero tenía ganas de compartirlo de una manera más sólida y ‘formal’, organizar bien las ideas y ponerlas en orden. Estoy segura que de algo me estoy olvidando… Pero buen. Es más que nada en facebook (el cual casi tiene telas de araña por el poco uso que le doy) que te cruzás con estos trve brvtal meroljeds from jel  llenos de tatuajes y pelo largo que putean a los que escuchan bandas conocidas, o propiamente dicen que si escuchás Ozzy, si te gusta Megadeth o Metallica, si admirás a los Guns o cualquier otra banda conocida, sos posser, trucho y no sos un verdadero metalero, no sos true… La ignorancia abunda, y más cuando se trata de temas como estos.
En fin, se alargó un poquito más de lo que pensé, pero tenía muchas ganas de expresarme… Y ahora que estoy (a un día de ser) libre, voy a concretar todas las ideas que tengo y las voy a subir. Saludos.

A8bcu0rcmaezvfv_large

lunes, 24 de diciembre de 2012

Feliz Navidad


No tenía planeado escribir sobre este tema, pero debido a que ya los ovarios me rebalsaron de leer tantas pelotudeces juntas, compactadas, separadas, al derecho y al revés, con guirnaldas y en colores, decidí que sería momento de expresarme yo, de decir lo que pienso al respecto. Y hago especial énfasis en esta parte: es lo que yo pienso, lo que yo hago y lo que yo creo, bajo ningún punto de vista mi intención es hacérselo creer a alguien, que haga lo mismo o, menos aún, cambiarle el pensamiento. Todo aquel ente que es capaz de leer esto, piensa si está o no de acuerdo, si le gusta o no (inserte el cliché de los comentarios cagones aquí). Si te gusta bien, y sino, no me importa. Ahí va:
Desde hace varios días, y en las redes sociales en las que participo -Facebook y Twitter- hay dos ideologías chocantes sobre un mismo tema, y debido a la época del año que estamos transcurriendo: por un lado, están los mega cristianos que se sienten ofendidos cuando los ateos “festejamos” la navidad, diciendo que somos caretas, mentirosos, que en realidad adoramos a un dios a escondidas, blablabla… Por otro lado, están los “mega” ateos que a toda cosa quieren hacerse notar, quieren sobresalir y creerse especiales por despotricar contra esta festividad, diciendo que es religiosa y que les da asco, que es un día comercial, que atenta contra esto, contra el otro, blablabla… Ambos puntos me asquean, y como simplemente no tengo ganas de discutir con nadie, me ahorro el comentario y ahora me aboco a derramarlo en este breve y simple escrito.
Si bien yo no creo en dios (aunque fui educada como cristiana -lo adentraré en un texto en el que estoy trabajando), no hace falta que diga todas esas paparruchadas porque simplemente, este día tiene un significado diferente para mí, que nada tiene que ver con la religión. En mi familia son todos creyentes, y también “festejan” este día, pero tampoco se liga al origen religioso del mismo; no van a misa, no rezan ni nada por el estilo, pero aún así, en mi familia todos creen en dios. Tanto para ellos, como para mí, la navidad consta de algo que no tiene que ver con el nacimiento de Jesús, sino algo más simple.
De alguna u otra forma, el espíritu navideño que tenía cambió, y les cuento el por qué. Cuando era chiquita, y creía en Papá Noel, nos juntábamos en mi casa, o en la casa de mi tía, y era hermoso esperar con mis primos y hermanos (que más o menos nacimos todos seguidos, por lo que tenemos edades parecidas) a que venga y abrir todos los regalos, ver todos los fuegos artificiales y contar los globos aerostáticos que pasaban por el cielo. Era mágico, y yo esperaba esta época con mucha felicidad y entusiasmo (desde más o menos esta edad empecé a manifestar actitudes ateístas. Sin darme cuenta, que quede claro), que, como bien dije arriba, no se relacionaba con la religión. Desde que mi hermano menor dejó de creer, toda esa magia desapareció y fue ahí donde el espíritu cambió, y se convirtió en lo que es ahora, y en lo que vengo mostrando desde ese entonces.
Yo festejo la navidad porque para mí, es un evento social (de esto hablé con Macarni ayer. Para leer su blog -con la entrada relacionadaa este tema- hacé click acá), familiar y hasta de amistad. Para mí, esta fecha consta de juntarse a compartir un momento con la familia, compartir una cena o un almuerzo; es una ocasión para vestirse especial y comer mucho, cosas especiales, comida “atípica”. Más allá de que amo los jeans, las zapatillas, estar a cara lavada y vivir como una crota en mi casa -descalza y sin peinarme- de vez en cuando es lindo salirte de la rutina y cambiar. Por ejemplo, en estas fechas (porque también cuenta año nuevo) me gusta ponerme vestidos, o polleras, usar tacos altos o sandalias, maquillarme y producirme, plancharme el pelo… Cosas así, tomarme un tiempo para mí. Además, es la época del carré de cerdo y vitel toné a montones… Dieta, olvidate de mí por un tiempo.
Esta noche (para la cual ya sé qué ponerme y cómo arreglarme, además de haber elegido mis regalitos) voy a juntarme con mis hermanos (somos 6, pero en mi casa 3) en la casa de mi hermana mayor y voy a revivir, aunque sea un poco, el espíritu de navidad que vivía en esa Rocío de 5 años que esperaba impaciente la llegada del gordo barbudo, tirando chasquibum con su prima y diciéndole las cosas que le había pedido: va a estar mi sobrino, una pulguita de casi 3 años. Más allá de la religión, los regalos y demás, AMO pasar tiempo con mis hermanos, y me encanta hablar con mi hermana mayor sobre casi cualquier tema.
Así que nada, para la gente que quiere, felicidades, para la gente que no, sigan sus vidas normales, a los mega cristianos y ateos, ustedes me la soban. Y ahora, con su permiso, me voy a tirar un rato a la pileta antes de empezar a preparme. Ojo con el alcohol, y espero que Noel Papa les traiga lo que pidieron. Buenas tardes.

jueves, 20 de diciembre de 2012

Golden Year


A pocas horas que se termine el mundo, según los supersticiosos, muchos están pensando en la patética idea de los tres días de oscuridad, otros piensan en hacer suicidios “espirituales” masivos (o de cualquier manera, yo creo que suicidios va a haber), otros piensan que falta NADA para que empiece el verano, y otros como yo, estamos pensando a futuro. Si bien este año, a pesar de todo, fue genial (y espero que lo siga siendo por los escasos días que faltan para que terminen), el año que viene lo va a ser más todavía, y a eso se debe el título.
Inspirándome en una letra de Iron Maiden donde dice “Realize you’re living in the golden years”, me puse a pensar, y el año que viene va a ser el año más dorado, por decirlo de alguna manera, la culminación de los años más dorados de mi vida,; la adolescencia. Por un lado, porque es mi último año de secundaria, lo que para muchos (incluyéndome) es la mejor etapa de la vida de una persona: amigos, diversión, amor, experiencias nuevas, cero responsabilidades (“excepto el estudio” como diría mi vieja). Por otro lado, y no sé si alegrarme o entristecerme, es que llego a la mayoría de edad… En agosto estoy cumpliendo 18 años. Quiero y no quiero. Se me abren las puertas para muchas cosas, pero se cierra una etapa que no quiero que termine.
Escolarmente hablando, no quiero llevarme ninguna materia, y en caso de hacerlo, no dejar ninguna previa, ya que tengo planes para seguir estudiando en la facultad. Cotidianamente hablando, digo que quiero cambiar mi rutina. Tengo actividades que siempre quise hacer y actividades que sí o sí tengo que retomar… Como en un blog que leí, en la Internet del mundo mundial, comenté “Tanto plan al pedo, si ya se termina el mundo”. Saben que no creo en eso, así que era un chiste… Igual, no sé si me va a dar el tiempo (junto con el estudio y demás), pero son metas y proyectos a corto plazo. 2O13, tenés toda la pinta, espero que no me decepciones.

«  Último año escolar: Alguna locura el último primer día de clases vamos a hacer… Y bueno, fiestas, jodas, diversión, mi fiesta de egresados, una carga no tan pesada de estudio (como todos alguna vez me dijeron) y lo mejor… BARILOCHE.
«  Guitarra: Mi deuda pendiente con la vida. Empecé hace unos cuantos años, y por problemas horarios dejé. Volví a empezar y por lo mismo (por el horario de mierda que tiene el colegio al cual asisto) tuve que volver a dejar… Conseguí un par de números que dan clases a domicilio, que es probablemente lo que necesito… Vamos de a poco, y después me tiro al bajo, pero todavía falta.
«  Talleres: Cerca de mi casa tengo un lugar de artistas donde hay talleres de expresiones artísticas, casi cualquiera que te imagines… Ahora, las que a mí me interesan son dos, y voy a ir a averiguar por el tema de horarios y demás… Dudo que me de para los dos, pero con averiguar e intentar no pierdo nada: me interesan el taller de pintura con óleo y el literario. Tengo que recuperar mi habilidad para el dibujo y perfeccionar mis escritos.
«  Equitación: Otra que tengo que retomar, urgentemente. Mi pasión, mi cable a tierra. Me subí por primera vez a un caballo cuando tenía cuatro años y aprendí a andar casi perfectamente antes de saber andar en bicicleta. Cuando empecé en la época de furor de los cumpleaños de 15 y los horarios de mierda de mi colegio (que me dejaba los viernes hecha mierda) abandoné y no volví a ir. Necesito volver a sentir esa conexión que tenía con el caballo y la paz que me daba… Aparte, mis piernas están cada vez más feas, necesito volver ya.
«  Danzas árabes: Siempre me interesaron y me llamaron la atención, pero nunca me puse a hacer, ni ir a institutos o algo así… Desde el año pasado que lo tengo entre ceja y ceja (cuando fui a ver una clase), y me decidí por, aunque sea probar, el año que viene. Aparte de bajar las grasitas que tengo de reserva, se ve como un baile atractivo y sensual… Bue jajaja. Y por último, de una u otra manera, me lleva a mis raíces, ya que mi familia viene, en parte de España y en parte de Oriente Medio.
«  Inglés: No por último es menos importante. No es algo que voy a empezar o retomar, ya que voy a un instituto aparte desde que me cambié de colegio para no perder el nivel… La cosa viene por el lado de que, a partir del año que viene, voy a estar en un grupo de adultos y, además, rindo el First… Sin palabras.

Demás está decir que, por los motivos de arriba, va a ser un buen año, y por las cosas que vayan a ir pasando, sin planificación previa (lo cual a veces es mejor, otras veces no tanto). Tengo que disfrutarlo a full antes de arrancar con la vida adulta en serio. Voy a disfrutar con mis amigos, salir, pasarla bien. Voy a tratar de no ponerme mal, evitar peleas tontas sin sentido. Evitar amargarme por pavadas o pasar días y días enojada, tengo que distenderme y relajarme. Este año va a ser diferente, y lo voy a cumplir. Sin que me malinterpreten, voy a ser egoísta. Antes de ser la boluda que se preocupa por todo y por todos, para que después nadie me lo devuelva, voy a ser yo, yo y después el resto. Voy a centrarme en mi placer, en mi bienestar y en mi felicidad. No voy a dejar de lado mi persona, como hice muchas veces, por gente que no lo merece, y que jamás me lo devolvió. Esta vez voy a ser yo, y primero va a estar mi felicidad por sobre lo demás. And nothing else matters. Estas vacaciones voy a estar muy relajada, para pasarla con amigos, amigas, salidas, sol y demás… Y si el tiempo me acompaña, con un poquito de suerte, me voy. Qué se yo, presiento que va a ser un gran año.

miércoles, 12 de diciembre de 2012

12.12.12


12/12/12
*Última vez hasta el 2101 que se van a repetir el día, el mes y el año.
*El fin del mundo no existe.
*El calendario maya no dictó nunca el Apocalipsis.
*Al carajo los supersticiosos, voy a reírme de ustedes.
*Hace dos años pacté con una amiga estar con ella el 21.
*Me voy a reír de la gente que se suicide.
*Aprobé matemática.
Fin.

lunes, 10 de diciembre de 2012

Axlistas y Slashistas

Escuchando un programa de radio (RBD Rock, La’pocalisis rradial), como es usual en mí los lunes por la noche, hace cosa de dos semanas, empezó un megadebate acerca de la actualidad de dos íconos de una de las bandas que hizo furor en los 8O, o siendo más clara, sobre los fanáticos de las mismas, argumentando que si te gustaba uno, no te podía gustar el otro. Claramente, leyendo el título te das cuenta que estoy haciendo alusión a los Guns n Roses, más en específico a Slash y a Axl Rose.
Lo gracioso de esto es que, los seguidores (las, especialmente. Porque casi siempre se trata de mujeres) se autodenominan como tales; “YO SOY AXLISTA, MUERTE A SLASH”, “YO SOY SLASHISTA, MUERTE A AXL”, gente pelotuda, ganas de matarlos, en serio. Todo bien que no te guste lo que hace cada uno hoy en día. Admito que, si bien me fascinan los viejos Guns, los de ahora no me llaman tanto la atención; a pesar de haber escuchado algún que otro tema, no digo que me encanten, pero tampoco digo que los odio, son buenos y punto (porque, también hay que admitir, que Axl vaya a donde vaya, deja a todos los fanáticos complacidos y a todas las conchas calientes). Lo mismo me pasa con Slash; actualmente tiene su banda que nada que ver, hace poquito vino a Argentina… Y nada, no me llama mucho la atención. A mi me gustan los Guns viejos… Y punto. Además ¿QUÉ PEDO HERMANO? Yo siempre dije que, los idiotas que defienden con títulos y nombres los gustos y preferencias sobre bandas, queda para esos pendejitos sin medio dedo de frente que, además de invadir e infectar cada puta red social que existe en el gran y vasto Internet,  se dejan llevar por la música que se pone de moda, NO para alguien a quien le gusta alguno de estos dos. Para darles un par de ejemplos: directioners, belibers, jonáticos, lováticos, biónicos, selenators… Para nombrar algunos. Admito que, por ejemplo, cuando Iron Maiden vino a Argentina, antes de cantar una canción con la que me lloré la vida, Bruce dijo algo así como “no importa cómo seas, de dónde vengas o tus preferencias, todos los que estamos acá presentes somos Blood Brothers (y ahí siguieron los aplausos, el llanto y la música), o que Mustaine, siempre que escribe en su twitter, para referirse a sus fans, nos dice “droogies” o “she-wolves”, pero yo no voy infectando redes sociales, contaminando y pudriendo la paciencia de todos diciendo MÍRENME, SOY UNA ORGULLOSA BLOOD SISTER, SOY UNA SHE-WOLF DE CORAZÓN, VIVA LA HERMANDAD DROOGIE, AY. No. Eso, siempre dije, queda para la pendejada… Al fin y al cabo, si te gusta tal banda lo decís, y listo, sin la necesidad de apodos… Y como broche de oro, pelearse vía Internet diciendo qué banda es mejor, dando argumentos tan vacíos como carentes de sentido. Lamentable e inmaduro, muy.
Por otra parte, y como bien dijo Flor hace unos días en su blog (sobre los versus entre Metallica y Megadeth -sus fans. Para más información, haga click aquí), esto de pelear porque a uno le gusta una banda y al otro le gusta una banda enfrentada YA FUE: “No te puede gustar Metallica si escuchás Megadeth”, “no podés escuchar Hermética si escuchás Almafuerte”, no podés, no podésADEMÁS, NI QUE LOS PROBLEMAS FUERAN TUYOS. Si Lars y Hetfield se pelearon por X motivo con Mustaine, ¿vos no los podés escuchar? Que, ¿a vos también te afecta la pelea? Dejate de joder. Y es lo mismo con la H y Alma; que sus integrantes se hayan peleado, sea cual fuera el motivo, razón o circunstancia, ¿QUÉ TE AFECTA A VOS? ¿Vas a quedarte sin disfrutar dos bandas que son igual de buenas (o como sea, una mejor que la otra, eso queda a criterio de cada uno) por peleas internas de la banda que nada tiene que ver con los fans? Lo mismo pasó cuando, navegando por el mundo mundial de Internet, llegué a leer un artículo donde Corey Taylor le tiraba mierda a Mustaine, diciendo que “no debería tener un micrófono adelante, a menos que sea sólo para cantar. Ese tipo no debería decir lo que piensa”. ¿Pero qué pedos? Me chupa un huevo lo que piense cada uno del otro, sigo escuchando sendas bandas porque me gustan, y no tengo nada que ver en las peleas o en las opiniones que tengan.  Y bueno, ahora es lo mismo con los Guns… ¿Qué clase de cuento chino es ese? Hay que dejar de cerrarse en la música de cada uno, y ser un poco más abierto y tolerante… Las peleas entre bandas fueron, y en caso de que no hayan sido nada, ¿qué me importa? No voy a dejar de escuchar lo que me gusta por lo que digan dos o tres zanguangos retrógrados que no puedan aceptar que la música de los Guns actuales va más allá de ser “Axlista”, y viceversa. Yo sigo escuchando los viejos GNR, no soy slashista ni axlista; no tengo títulos ni rótulos. Si me gustan dos bandas que en algún momento tuvieron a sus integrantes en conflicto, BIEN, no me cierro en una banda y a defender a alguien en un problema del que soy totalmente ajena. Dejémonos de joder, la música está para escucharse, no para autodenominarse seguidor y defenderlo ciegamente, cerrándose a otras bandas que son, en mayor o menor medida, buenas.
Es una boludez, y tenía esto guardado hace mucho (y muchas más veces fueron las que expresé esto mismo a través de twitter, hasta que me decidí a publicarlo), pero no podía callarme, al ver cuán tediosa y molesta es la situación. Sin más ni más, me retiro. Larga vida a la música de calidad.

3. Find a photo of your favourite band and show off the merchandise/albums you have of theirs.

Guns N’ Roses. I have one poster, one vest top, and two albums. If I wasn’t so poor, I’d buy Axl and have him in my room. 

domingo, 9 de diciembre de 2012

Ave Fénix II

Hola qué tal, soy la secretaria de Hitler y les voy a contar la historia de Hitler. Nah joda, a Marito Baracus mejor lo dejamos para otro momento. Buenos días, o noches, o tardes, o cuando puñetas sea que estés leyendo esto. Les cuento que, mientras escribo, el reloj marca que son casi las 4 de la tarde, y yo estoy cómodamente en mi cama, pensando seriamente en que tendría que hacer las tareas que me encomendó mi madre, y curioseando unos artículos que hablan sobre experimentaciones nazis hechas en humanos por parte del doctor Mengele (recomendable). Luego de haber almorzado como una princesa, y antes de disponerme a cumplir con mis quehaceres e ir a tirarme un ratito al sol cual iguana, me dispongo a deleitarlos con un poco de lectura ligera.
Hace unos días escribí la primera entrada con este nombre, y lo vuelvo a hacer con el fin de decir que, de a poquito y con paciencia, mi blog va renaciendo de las cenizas. Últimamente no sé si la calidad de mis escritos está bajando, mis lectores se volvieron más exigentes que antes o si simplemente ya a nadie le interesa las cosas que tengo para contarle al mundo. Como sabrán, soy tan volátil a la hora de escribir sobre algo como el electorado de un partido atrapa-todo; puede ser música, deseos, sueños, anécdotas, opiniones, reviews, recomendaciones, animales, mi aburridamente cotidiana vida, entre muchísimos otros tópicos. No fue difícil darme cuenta; en parte, porque ya no recibo la misma cantidad de visitas que recibía antes (cuando el mínimo de visitas era de un promedio de 5O-6O visitas por entrada), tengo muchísimos menos comentarios y, además (y creo que fue el punto clave), cuando pongo el enlace en facebook ya no recibe ni likes ni comentarios, contrariamente a aquella vez que subí las experiencias de mi madre durante la última dictadura (lo cual terminó en un enorme megadebate con puteadas de por medio) o cuando subí la entrevista que le hice a un veterano de Malvinas, que, a favor o en contra, la gente se expresaba y decía lo que pensaba. Ahora ya no. Admito que, facebook ya casi ni lo uso y lo mantengo abierto por razones que no tengo por qué darles, pero ya no soy la viciosa que era antes, ahora soy un fantasma en facebook (que, demás está decir, de 7 notificaciones que recibo, 9 son de eventos, así que imaginen la magnitud de mis ovarios inflados); ahora vuelco mi vicio en twitter (teniendo, hasta el momento, un total de 5O7 seguidores), gracias al cual últimamente conocí personas copadas, no sólo de mi país natal, sino también de otros de habla hispana (y otros no), hasta empezaron a seguirme bandas y gente de Europa.
En el mismo expresé lo que pensaba al respecto, cuando un lector compañero de colegio, y además amigo mío (Chino Cinelli, ese sos vos) dijo que mi blog iba para la ruina. Digamos, tenemos gustos discrepantes: desde el ocio, hasta la música y desde política y deporte, hasta formas de expresarse, y entiendo sobremanera que lo que yo escriba puede no gustarle, porque somos muy diferentes. Además, yo dije que no iba a cambiar de temática o de manera de escribir, porque a alguien no le guste (y no lo digo por él, lo digo por los anónimos barderos que, esporádicamente, vienen a reventarme los ovarios con sus quejas y sus niñerías típicas de nenes de 6 años); eso queda en el lector. Yo no voy a adaptarme a lo que ellos quieren, a ellos les gusta o no, y ahí queda. Si sabés que no te va a gustar, no sigas leyendo y cerrá la pestaña de mi blog, y listo, problema resuelto. Tampoco digo que el lector tenga que adaptarse a lo que escribo. Reitero, le agrada o no. En el primer caso, termina de leer, puntúa, comenta o no dice nada, se guarda la opinión. En el segundo caso, cierra la ventana y deja de leer, mirá que complicado.
En fin, dije que este texto iba a ser ligero y, además de evitar que mi blog junte tierra, cumplo. Quería decirles sólo eso, lo que estuve pensando en estos últimos días. Finalmente, con respecto a las materias, la primera la rindo dentro de poquitos días y, debido a mi ausencia con respecto a escribir, me estuve preparando bastante bien y aunque tenga un poco de miedo, me tengo fe. Dentro de poco, cuando me libere totalmente, y como dije en la otra entrega de Ave Fénix, voy a volver a deleitarlos más seguido. Les soy más exacta, precisamente ahora tengo 9 documentos de Word abiertos con textos a medias sobre diferentes temas, más una historia, mi primera microficción, sobre la cual todavía tengo que pensar el nombre… Así que nada, supongo que esto es todo por ahora. Los saluda cordialmente, el Staff de Headcrusherr.

sábado, 8 de diciembre de 2012

Efemérides del Rockk: 8 de diciembre (II)


Un día como hoy, pero de 1962, nacía Martin Adam Friedman, también conocido como Marty. Formó filas en Megadeth durante su época dorada (según yo y muchos otros) y ejecutó algunos de los ritmos y  solos más orgásmicos y hermosos que escuché alguna vez en mi puta vida. Hubiera dado lo que fuera por poder verlo en vivo, el año pasado o este, cuando pude ver a Mega en vivo. Veo videos, fotos, entrevistas y es como que, da muchas ganas de volver en el tiempo y verlo como hubiera sido posta. Prometía mucho, y me encanta cómo toca. OJO, no quiero desmerecer a Chris, pero Friedman es Friedman, y es especial… Aparte, los primeros temas que escuché de esta preciosa banda, allá hace tiempo, tenía a Marty a cargo de la guitarra, y podría decirse que me enamoré perdidamente.
Me gustaría antes de morir ver un recital de Mega con Marty. Te quiero, a vos, a tu habilidad con la guitarra y a tus hermosas chapas llenas de rulos cual caniche salvaje. Sos hermoso viejo, ojalá que hayas pasado un hermoso cumpleaños, y que disfrutes tu medio siglo de vida, que todavía tenés mucho más para dar. TE BANCO.


Efemérides del Rockk: 8 de diciembre (I)

 1943: Nace James “Jim” Morrison, quien fue conocido por ser el célebre vocalista del grupo de The Doors, además de un potencial poeta. El Rey Lagarto lamentablemente fallece a los 27 años (es “miembro” del club del mismo número), en Francia, fruto de un paro cardíaco a raíz de su adicción a las drogas psicoactivas. Si bien yo no soy predilecta del rock psicodélico, tengo que admitir que esta banda fue y va a seguir siendo una gran influencia, y que fue una pena su disolución, y aún más lamentable el fallecimiento de una parte de su alma, cuando tenía pensado incursionar en otras ramas el arte como es la poesía.


 198O: La noche del 8 de diciembre John Lennon es asesinado en la entrada del edificio Dakota, al cual llegaba con su mujer. Fue muerto de cuatro balazos por obra de Mark Chapman, quien (intentando hacerse pasar por loco) afirmaba estar salvando a la humanidad matando a Lennon. Por el aprecio que tengo por The Beatles, a pesar de su disolución, la muerte de este hombre no deja de entristecernos, más a los que en ese momento vivían y lo vieron como noticia “de último momento”. Ozzy Osbourne, probablemente el mayor admirador de los Beatles sobre la tierra, hizo un cover de ‘How’, para la fecha en la que John hubiera cumplido 7O años, el 9 de octubre de 2O1O.

2OO4: Un año después de la ruptura de Pantera, durante una presentación de Damageplan, Darrell es asesinado de 5 tiros en la cabeza por un fanático psicótico llamado Nathan Gale, quien murió en el intrincado al recibir un tiro de la policía. Según sus allegados, Gale alimentó su ira contra el menor de los hermanos Abbott argumentando que la primera banda podía leer su mente y robarle sus ideas líricas. Lo que más apena, es su partida en un momento prometedor, cuando empezaba un proyecto musical luego de un éxito como lo fue Pantera. Zakk Wylde, un amigo íntimo, le dedicó el video de “In This River”.

Los tres casos duelen por igual al representar una enorme pérdida, pero, a pesar de las diferencias de estilos, influencias, bandas que integraron y demás yerbas, por lo menos yo coincido en un punto: los tres partieron temprano injustamente. Gente tan prometedora, que en sí no le hacía mal a nadie… Se dedicaban a lo suyo y deleitaban a todos sus fans con sus hermosas obras. Es una pena que cada vez haya menos bandas buenas, que la riqueza se vaya perdiendo. Y no es sólo por el tema de la edad y enfermedades que hacen partir a los músicos de calidad, sino que grandes masas (ENORMES MASAS) de cabezas huecas cada vez más y más se dejan influenciar por las bostas que salen nuevas, los nuevos y típicos hits veraniegos, que se hacen fanáticos de bandas que no tiene más de un año o dos de vida y se extinguen al poco tiempo… Y no hablo por todos; quiero recalcarlo en los jóvenes (que, reitero, no son todos, pero son grandes cantidades).
En fin, y lo que es más importante: ninguna de las bandas va a dejar de existir. El legado de ninguno de estos tres hombres va a desaparecer y quedar en la nada. El día que estas bandas desaparezcan, el día en que estos hombres sean olvidados, va a ser el día en que muera el último fan.
LARGA VIDA A LA MÚSICA DE CALIDAD.

miércoles, 5 de diciembre de 2012

Megadeth


  I was smoking Mary Jane in my Darkest Hour, saying My Last Words before Rusting in Peace on Devil’s Island inside Hangar 18, on Black Friday while sweating bullets. Settin’ de World Afire and Loving it to Death. I was in my secret place. Then I heard a Symphony of Destruction… and Wake up Dead in a Holy War, woken up by the Five Magics, enforced by the dawn patrol. All in 44 minutes. That was my life
 
      Dave, Back in the Day, in my Darkest Hour, when I was dancing on the Breadline, you gave me Trust. Now, I can tell A Tout le Monde, you’re not a Liar; you made your Promises. Who disagrees, Crush’em. You guided us to Victory. What’s then? I’m Almost Honest. Because of you, I Never Walk Alone, I’m not anymore an Addicted to Chaos. I’ll be There for you. Always. Your She-wolf.

lunes, 3 de diciembre de 2012

Happy bday madman!

Hoy, hace 64 años el mundo recibía el nacimiento de este hombre que, sin pensarlo, se convertiría en una de las mayores estrellas en la escena pesada. Siendo algo así como un pionero, desde muy abajo y a pesar de vientos y mareas, problemas y adicciones, la pérdida de un hermano y encontronazos con la justicia, pudo salir adelante.
Años y años de reconocimientos, tanto con Sabbath como en solitario, lo hicieron crecer como la hostia y le dieron reconocimiento mundial. No sólo por las letras, porque también fue protagonista de escándalos o hechos que son “recordados” por el nivel de locura. No cualquiera le arranca la cabeza a un murciélago o se aspira una línea de hormigas rojas, y vive para contarlo. Pero no va solo por el lado de las locuras, ya que me parece que no es un aspecto que debas copiar de un músico, y menos si se trata de Ozzy… Pero la música… La música. Chabón, eso no se puede copiar, pero puede inspirarte a muchas cosas… Como él mismo siempre dice haber sido influenciado por los Beatles (su banda favorita y la mejor del mundo, según sus propias palabras). A mí muchas veces me ayudó para escribir, para expresarme, estando feliz, triste, enojada. Lo conocí casi por accidente. Aunque, en realidad, fue el único caso por recomendación. No recuerdo quién en este momento, pero hace ya unos buenos años me fue dicho “Si no te gusta este tema, merecés que te violen” y me pasó el video de Gets me Through. Oh qué tema. Puedo decir que desde ahí me enamoré perdidamente de este hombre y de su obra, pasada, presente y hasta diría futura, porque sé que va a seguir rockeándola. Así que le debo a ese alguien, gracias por haberme hecho escuchar semejante cosa.
Qué se yo, agradezco haber escuchado esta preciosidad musical, y a pesar de las críticas que vayan surgiendo con los nuevos trabajos, yo me quedo tranquila sabiendo que me chupa un huevo lo que diga el resto, que las críticas externas no van a influirme en mis gustos, y menos cuando dije que el disco Scream me gustaba.
Gracias viejo, gracias por tanto. Sabé que la próxima vez que vengas, nada ni nadie me va a frenar. Ya me pasó una vez, y es el día de hoy que me sigo arrepintiendo. La próxima vez que vengas, me tenés ahí en la valla. Te admiro, demasiado. Feliz cumpleaños, groso.

sábado, 1 de diciembre de 2012

Ave Fénix


Como la llegada del nuevo mes coincide con mis ganas de escribir, me presento, soy Rocío y estoy feliz. Como el título lo dice, renací de mis propias cenizas y ¡TA-DAH! aquí estoy. Desde la última vez que les escribí, volví a llenar el blog de polvo (fue hace una semana, pero a mí me pareció una eternidad) y pasaron varias cosas interesantes que les contaré a continuación… Zakk Wylde empezó a seguirme en twitter, la cuenta oficial de los Rolling Stones me faveó un tweetJunior me contestó un segundo mail y, como culminante de mi felicidad, cumplí un año de novia. Eso es todo. Nah joda. Realmente se me hizo imposible venir a entretenerlos con mis bíblicos escritos por lo terriblemente atareada que estaba… Y bueno, ahora es sólo parcialmente.
Con esto de cierre de trimestre, cierre de notas y fin de las clases, desde hace más o menos un mes estamos todos convulsionados, salvando materias, completando carpetas, comprando apuntes y demás. Yo no estuve al margen de eso. Geografía era una materia de esas; no porque sea difícil, pero por la “exigencia” de la profesora (que vino con arena en la vagina todo el año) tuve que hacer todo, pintar mapas, cuestionarios, etc… No me iba a llevar una materia TAN paja como geografía. Otras, historia y política… Tener que sí o sí completar la carpeta, fue la muerte. Me quedó la mano hecha mierda de tanto escribir (y hacer recortes periodísticos para política, que en total sumaron 36), además, estudiar y hacer cuadros, ya que me tomaron un anual de historia (17 capítulos y nos tomó 1O preguntas); no tenía pensado llevármelas y parirlas en diciembre… De hecho, si me la llevaba, me quedaba previa de por vida. Literatura, otra que tuve que levantar (mejor dicho, otra profesora que, a diferencia del año pasado, vino con la vagina arenosa)… Y por último, estudiar para el anual de economía; detrás de este anual de mierda hay una historia jodida y retorcida que no tengo ganas de contarles ahora. Para mi suerte (o mi desgracia, depende del lado de donde se mire) me llevo dos materias, química (la cual por desgracia no pude salvar desde el segundo trimestre) y matemática (mi némesis de por vida). Por suerte ninguna otra, por lo que mi esfuerzo de salvarlas no fue en vano.
De todas formas, no estoy del todo liberada, así que dudo poder escribir como lo hacía antes, por lo menos hasta fin de mes. Todavía tengo algunas cosas pendientes, ir a buscar notas y demás estupideces. Cuando termine de rendir todo y esté totalmente libre, voy a volver a molestarlos con la misma frecuencia que antes, o incluso más. Lamento haberme ausentado así; no es paja o falta de inspiración, es falta de tiempo. Además, después de estar todo el día estudiando, escribiendo completando carpetas y demás, cuando tengo dos minutos libres, me tira más para el lado del sueño que para la escritura. Tengo algunos textitos dando vueltas por ahí, borradores y cosas a medio escribir, documentos de Word e ideas dando vueltas en los recodos de mi mente. Así que, nada, pronto volveré y seré millones (?). Los saluda cordialmente, el Staff de Headcrusherr.

jueves, 22 de noviembre de 2012

Feliz día de la música ♥

Por todos aquellos que nos alegran la vida día a día con sus hermosas voces y melodías, que se dedican a este bello arte con su alma, que le ponen color a nuestra existencia…
Esos que se desviven por contentar a sus fans, que se matan por mejorarse cada vez más y más por su trabajo, álbum tras álbum, año tras año, y conformar el hermoso universo del arte…
Aquellos que, conforme pasa el tiempo van siendo más y más grandes, y aunque muchos grupos dejen de existir, nos dejan un legado precioso a nosotros y a las generaciones futuras…
Esa gente ‘under’, hombres, mujeres, jóvenes o viejos, que con mucho esfuerzo, práctica y dedicación conforma grupos y graba videos para compartir con el mundo lo que ellos son…
A pesar de las cosas que los rondan, las adicciones, el alcohol, los excesos, los problemas familiares, religiosos o personales, la mayoría de las veces salieron adelante y nos contaron parte de su experiencia a través de canciones y videos…
Esos que, aunque no sean escuchados por las masas (como desgraciadamente está pasando ahora), nunca dejan de hacer lo que les gusta, porque así sea la banda más under del mundo, va a seguir siendo arte, y siempre va a haber alguien a quien eso le va a llegar…
Aunque sus conformaciones cambien, reciban muchas críticas, se separen parcialmente o alguna cosa en la banda cambie, siempre van a ser recordados y, en la mayoría de los casos, van teniendo más y más éxito…

Aunque cueste, a pesar de las críticas, los prejuicios y las trabas, ellos jamás tienen miedo, ni se callan a la hora de escribir canciones que bien pueden resultar polémicas: ideologías políticas, religiones, pensamientos…
Para nuestra suerte, hay una gran gama de bandas que usan estéticas diferentes; se visten con atuendos llamativos, usan maquillajes o máscaras, usan instrumentos raros… Cada uno nos ofrece un espectáculo (además de auditivo) visual, a su manera…
Canciones rápidas, lentas, pesadas, tristes, sexuales, felices, furiosas, enamoradizas, electrizantes, enérgicas, inspiradoras… Con voces, con instrumentos, con efectos, que cuentan historias reales, ficticias, experiencias, sueños… Hay infinidad de variedades de otra infinidad de bandas…
Hay músicos que trabajan en dos o más proyectos en paralelos, o que tocan más de un instrumento, y se alternan también con el canto; se dedican a la música y a otras ramas del arte, haciendo cada vez más y más grande el mapa cultural de muchas personas…
Los músicos no sólo sirven de inspiración a gente corriente como yo, quienes la gran mayoría de veces me inspiran para mis escritos, inspiran a otros músicos famosos; The Beatles fue furor, e inspiró a músicos como Ozzy Osbourne a iniciarse en la música…
Esos que, sin importar el idioma o las distancias, brindan shows, tienen contacto con sus fanáticos, que firman y se sacan fotos… Esos que hacen espectáculos enormes, masivos, donde ves que la calidad musical no se pierde con los años, ni el fanatismo, ni el amor…
Por todo esto y mucho más, a mis músicos favoritos, a mis amigos, a mis amigas y a mi novio que están en proyecto y son excelentes músicos, y a todos aquellos que de alguna u otra manera hacen esto posible, que tengan un muy feliz día.

miércoles, 21 de noviembre de 2012

I'll be there for you...


When you walk through the fire
I'll be there for you
When the flames get higher
When nothing fits and nothing seems right,
Till the very last breath of my life,
I'll be there for you
I'll be there!
In my hour of need you were there for me…
Always
Now is my turn to be there for you…
Always
Gracias. Inmensamente gracias.

sábado, 17 de noviembre de 2012

El mejor amigo del hombre

Como bien dije en mi twitter, pocas cosas me indignan, me lastiman y me duelen al mismo tiempo; me molesta mucho la gente que maltrata y hiere animales, por mero placer y diversión. No defiendo ni justifico este acto bajo ninguna circunstancia, pero todos sabemos que detrás de las corridas de toros, las peleas de caballos, los rodeos y demás, hay un motivo “más importante” para muchos; el dinero. Sigue siendo maltrato, pero para estas personas desalmadas, importa más el hecho de ganar o perder plata, que la vida y el sufrimiento de otro ser vivo que tiene los mismos derechos de vivir que ellos…
Como sea, vengo a contarles el por qué de mi bronca y mi tristeza. Hace un rato volvía a mi casa de uno de mis quehaceres mundanos, y decidí ir por otro camino que el habitual. Todos los que viven en Ciudad Jardín saben (y los que no, paso a contarles) que los sábados a la tarde, se convierte en un pañuelo; todo el mundo se pone de acuerdo para salir a la calle, a caminar, a la plaza a tomar un helado, andar en bicicleta… Como salí de mi casa en un estado no muy presentable (vestida así nomás, rodete, cara lavada) no quería cruzarme a nadie, y en vez de ir por la zona céntrica y por una de las avenidas principales, me fui por una de las calles más periféricas del barrio, tranquila, escuchando música. Por esta zona no pasan muchos autos y generalmente se ven personas corriendo o ingresando al AFALP. Tuve la suerte de no ver más que dos o tres autos, y ningún transeúnte… Pero vi algo peor.
Pasando por una bocacalle, y aprovechando la ausencia de tránsito, caminé más lento y miré hacia donde venía el poco movimiento de ese lugar. Eran dos chicos, de unos 10 u 11 años, riéndose entre ellos, lo que me hizo pensar que estaban jugando… Pero no. Cuando me acerqué, tratando de que no me vean, pude ver que estaban maltratando a un perro callejero, mediano y sin intenciones de atacar o posibilidades de escapar, y se escuchaba que lloraba de dolor. Le tiraban piedras, y le pegaban con ramas. Me saqué los auriculares y me acerqué caminado rápido “EH, ¿QUÉ CARAJO HACEN?” les grité. Ni bien me vieron, salieron corriendo en la misma dirección, riéndose, tan rápido como les dieron sus infantiles piernas. No estaba dispuesta a correrlos, y es una desgracia que ningún adulto haya pasado por ese lugar para verlo. Preferí acercarme con cuidado donde estaba el perro, tirado en el pasto; al ver que no tenía intenciones de morderme, me agaché tranquila al lado de él. Como la veterinaria en potencia que soy, apelando a mis pocos conocimientos, me fijé si tenía alguna cortadura, alguna lastimadura, algo sangrando y con el poco tacto que tengo, algún huesito roto. Por suerte no tenía nada, era sólo el dolor de los golpes. Lo acaricié, le di lo que me quedaba de mi barrita de cereal y me fui; fue lindo verlo mover la colita en agradecimiento. Volví a mi casa indignadísima, triste y enojada.
Loco, estás lastimando a un ser vivo, no le estás pegando a una pared, no le estás pegando a una bolsa de papa, es un ser vivo, un animal, un perro callejero indefenso. No tuvo la suerte de tener un dueño que lo cuide y lo quiera, de estar en una casa, resguardado y teniendo un lugar para dormir, no es que él prefiere vagar por la calle, teniendo cuidado con los autos, muriéndose de hambre, con frío y calor, lluvia, y que además, tiene que soportar los maltrato de dos pendejos de mierda que no tienen nada mejor que hacer, y van a pegarle. ES UN PERRO, LA PUTA QUE LOS PARIÓ, UN POBRE PERRO.
Muchas veces es dicho que el perro es el mejor amigo del hombre, y les cuento un poco; a lo largo de miles de años, ellos ayudaron a las primeras poblaciones; la domesticación del lobo resultó en la primera raza, la más antigua que se conoce: samoyedo, los cuales ayudaban en la caza y se encargaban de custodiar las pequeñas poblaciones que establecían temporalmente, nómadas como eran.  Desde entonces, al perro se lo consideró una fiel compañía para los humanos, y en los siglos venideros, se los usaría para varios y diferentes propósitos y tareas. Hay perros que usa la policía, para ayudarlos en su labor contra el crimen, rastrear desaparecidos o malvivientes, detectar drogas y explosivos. Hay otros que, aunque odie decirlo y admitirlo, desde el siglo XVIII, colaboran en las salidas de caza, ya sea por su agilidad o por la peligrosidad del animal cazado. Hay perros que sirven para la vigilancia; que ayudan a guardavidas y rescatistas de montaña, por su facilidad de nadar o de andar por la nieve; perros de compañía. En el campo, desarrollan actividades como el cuidado del ganado y el arreo del mismo. Están los que facilitan a las personas ciegas su movilidad e independencia y los que participan en programas de ayuda a nenes autistas y con síndrome de Down, entre muchísimas otras tareas.
Como verán, estos hermosos individuos de la naturaleza no sólo son los resultados caprichosos de la evolución, son una gran ayuda para los humanos, y una fuente inagotable e incondicional de amor y cariño. Son animales puros, fieles y leales. Los que tienen la suerte de tener uno, CUÍDENLO. Sus vidas son mucho más cortas que las nuestras, y la única compañía que tienen ellos, somos nosotros. No los maltraten, los aten ni los maten de hambre. No los abandonen cuando sean viejos; tengan en cuenta que algún día ustedes también van a ser viejos, y va a haber alguien ahí para cuidarlos. No los dejen en la calle; si por algún motivo no podés mantener a tu mascota, hay muchos refugios y hogares que podrían hacerse cargo de ellos, adoptarlos y darles amor; dejarlo en la calle sería un acto de crueldad… Por sobre todas las cosas, ámenlos.
Mooney
Charo
Lola
Mi perro, Timmy